30 nov. 2012

El supercomputador más potetente del mundo.

Todo el mundo habla sobre la galopante competición que existe actualmente entre los distintos dispositivos móviles, ya sean terminales o tabletas y sus sistemas operativos, pero existe otra "sangrienta" carrera que desde hace años está muy por encima de nuestras cabezas, como un mundo digital aparte reservado únicamente a los dioses. Hablo concretamente del mundo de los Superordenadores. Máquinas capaces de llevar a cabo tareas extremadamente complejas a velocidades que ninguno de los mortales seríamos capaces de asimilar.

En cuanto a los sistemas operativos que están corriendo en estas supermáquinas, el porcentaje actual es sencillamente abrumador, ya que el 96% de los Superordenadores usa Linux.


Actualmente, el ranking de superordenadores está liderado por un supercomputador llamado "TITAN", de la empresa Cray, la cual lleva consigo una larga experiencia y trayectoria en la manufactura de máquinas de alto rendimiento y capacidad de cálculo.


Con la nada despreciable cifra de 560.640 procesadores AMD Opteron 6274 y 710.144GB de RAM, este monstruo está ubicado en el departamento de energía de Estados Unidos (Oak Ridge National Laboratory).

¿Durante cuanto tiempo será el nº1? Pues ciertamente, yo estimo que a lo sumo, unos pocos meses, porque como ya hice entender al principio de este artículo, esto es una auténtica "carrera" por ver que país ostenta el superordenador más potente del mundo.

Si a alguien le interesa estar al tanto de estos temas, el mejor sitio para ello es el TOP500

22 nov. 2012

Internet = Vertedero

Dejando a un lado las cotidianas búsquedas que solemos hacer en nuestro tiempo libre, usar internet en el trabajo sigue siendo una labor para "cazadores de tesoros".
Lejos quedan aquellos días en los que se buscaba por categorías y subcategorías hasta encontrar (si había suerte) aquello que necesitábamos.

Con la llegada de internet a nuestro hogares, éste se ha ido convirtiendo poco a poco en un auténtico vertedero de información (por no decir otras cosas).
Por una parte, las empresas, organizaciones, gobiernos, instituciones, asociaciones y demás, se afanan por catalogar y digitalizar cualquier cosa que llega a sus manos. Siempre que se haga de la forma correcta, puede resultar muy útil a la hora de buscar información.
Por otra parte está el vulgo, el cual vierte en internet diariamente toneladas de información, de las cuales solamente el 5% puede ser útil o de moderado interés.


Los motores de búsqueda intentan organizar de alguna manera esa enorme bola de datos que crece exponencialmente, a base de complejos algoritmos, diminutos programas que se cuelan en los hospedajes indexando la información, enormes condicionales de criterios, etc..., pero siempre con resultados bastante discutibles. Al final, siempre nos toca ir picando en un sitio o en otro cual avecilla de charca hasta encontrar aquello que andábamos buscando.

He aquí un ejemplo, en el que estaba buscando un conector de alimentación (por su número de referencia, tal y como se hace siempre con este tipo de cosas) para un ordenador portátil (comunmente llamados dc jacks).

Estos son los resultados arrojados por dos de los buscadores más relevantes de la red (el de google habría que enmarcarlo):




Como se puede observar (ver campo de búsqueda) los resultados son de lo más inquietantes y como una imagen vale más que mil palabras, que cada uno saque sus propias conclusiones.